Missing Children Europe: Mediación para casos de sustracción de niños


En la UE, la Comisión estima que hay 16 millones de familias internacionales. Cuando un conflicto familiar se intensifica, uno de los padres puede decidir regresar a su país de origen con su hijo. Si se hace sin el consentimiento del otro padre, esto califica como un secuestro parental de un menor. El Reglamento Bruselas IIa ha sido, durante más de una década, el instrumento judicial más importante utilizado en casos de sustracción internacional de menores, estableciendo las normas para el regreso inmediato de los niños secuestrados entre los Estados miembros de la UE.

El 18 de enero, más de un año y medio después de la propuesta de la Comisión, el Parlamento Europeo votó una serie de enmiendas a esta propuesta para enfatizar aún más la protección de los derechos del niño.

Hemos resumido las dos enmiendas más relevantes y nuestras recomendaciones adjuntas.

1. Mediación para resolver una sustracción internacional de menores

Missing Children Europe coordina una red de mediadores familiares transfronterizos. Esta red reúne a 178 mediadores familiares de 37 países de todo el mundo que tienen experiencia y conocimiento en el manejo de disputas familiares transfronterizas y secuestros de niños. Estos mediadores trabajan con el mismo modelo de mediación y se aseguran de que cada mediador provenga del mismo país que cada padre. El modelo garantiza que los casos de secuestro se resuelvan rápidamente para minimizar el daño a los niños.

En 2016, los mediadores de la red trataron, en promedio, solo dos mediaciones  transfronterizas a pesar del gran número de niños que, según los informes, habían sido secuestrados por uno de sus padres. Esto demuestra que es necesario promover más la mediación.

Por lo tanto, Missing Children Europe acoge con gran satisfacción la propuesta de que las autoridades judiciales y administrativas ayuden a las partes en conflicto antes y durante los procedimientos judiciales en la selección de los mediadores adecuados y en apoyo de la mediación. Missing Children Europe está de acuerdo con el Parlamento Europeo en que esto debe hacerse con la ayuda de las redes de mediadores existentes y con el respaldo de estructuras para la mediación en las disputas de responsabilidad parental transfronteriza.

El año pasado, casi dos tercios (62%) de los casos de mediación familiar transfronteriza resultaron en un acuerdo de mediación (parcial o total). Esto demuestra claramente el valor agregado de la mediación en las vidas de estas familias y niños, pero también en la carga de trabajo de los tribunales europeos.

Por lo tanto, Missing Children Europe considera que la promoción de la mediación dentro de las leyes y procesos de la UE es vital e insta al Consejo de la Unión Europea a aceptar las enmiendas propuestas sobre mediación.

2. Foco en el mejor interés del niño

En 2017, Missing Children Europe, en colaboración con socios en investigación, publicó un estudio de investigación sobre el bienestar de los niños en casos de sustracción internacional de menores. El estudio reveló que la mayoría de los niños no entienden lo que sucede cuando ocurre un secuestro o batalla legal. Se quejaron de la falta de comunicación clara y de una comprensión limitada de la situación. Incluso los niños que fueron escuchados en casos judiciales relacionados con la sustracción de menores se quejaron de esta falta de comprensión en términos de lo que se espera de ellos, si sus opiniones influirán en la decisión final, etc. ... Los niños que no fueron escuchados sintieron que no los estaban tomando en serio, o incluso se sentían invisibles. Además, en la mayoría de los casos, a los niños apenas se les informaba o no se les informaba en absoluto en que se los obligaba a regresar con el progenitor requirente. A menudo, el retorno abrupto se asocia con sentimientos negativos de ambivalencia, enojo e intromisión.

Missing Children Europe acoge con satisfacción el énfasis del Parlamento Europeo en la importancia de tener en cuenta la opinión del niño y apoya la obligación de que los gobiernos nacionales realicen un examen exhaustivo del interés superior del niño.

Missing Children Europe subraya la importancia de escuchar a los niños en los casos judiciales que los afectan, lo que amerita disposiciones detalladas. Se deben implementar medidas adicionales para garantizar que el bienestar de los niños esté garantizado.

Missing Children Europe solicita al Consejo de la Unión Europea que considere enérgicamente las siguientes recomendaciones sobre el derecho de los niños a ser oídos dentro del ámbito del Reglamento Bruselas IIa: Los niños deben recibir apoyo adecuado y ser preparados para una audiencia. Se debe hablar al niño en un lenguaje apropiado, y si bien la visión del niño es importante, los niños no tienen la responsabilidad de las decisiones tomadas en el caso. 

Missing Children Europe

Apareció Alum, la niña que había sido secuestrada por su padre hace siete meses: la hallaron en Indonesia



La noticia fue confirmada por el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino mediante un comunicado oficial. Aún no se sabe qué ocurrió con su papá y su novia, contra los que pesa una acusación por "secuestro de persona". Se estima que la niña de siete años se reencontrará con su madre en el transcurso del día.

Después de siete meses de espera, Elizabeth Ávalos se encontró con la mejor noticia: su hija de siete años Alum Langone Ávalos fue encontrada en la República de Indonesia y podrán volver a verse después de medio año de angustia y desesperación.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que la niña fue encontrada en el país del sudeste asiático y será entregada a la autoridad consular argentina del lugar, donde podrá contactar a su madre, que se encuentra allí desde hace unas semanas.

"El Gobierno de la República Argentina se encuentra profundamente agradecido a las autoridades de Indonesia, especialmente a la Policía de Yakarta y a la de Sulawesi, así como también a la Fiscalía de la ciudad de Toraja y a INTERPOL Indonesia", se informó en el comunicado oficial.

Y se agregó: "Destacamos la labor profesional y humana de nuestros funcionarios en las Embajadas de Malasia e Indonesia, que recibieron el exhorto del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 32, a cargo del Juez Santiago Quian Zavalía".

Aún no se saben demasiados detalles sobre el proceso por el cual se encontró a la niña argentina. Se desconoce si fue entregada por su padre, Jorge Langoni, o si la policía local los halló y actuó en consecuencia.

Según explicó la propia Cancillería, para llegar al éxito de la búsqueda fue clave la labor de algunos ciudadanos de Indonesia que aportaron información vital para el hallazgo.

En tanto, Infobae intentó ponerse en contacto con Elizabeth Ávalos, pero aún no hubo respuesta.

La dramática historia comenzó el 5 de junio de 2017, cuando Jorge Langone acudió a la escuela República Oriental del Uruguay, en el barrio porteño de Flores, para buscar a Alum. Luego se esfumaron. No se supo nada más de ellos. Desde ese día y hasta ayer, la madre de la niña no tuvo contacto ni novedades sobre el paradero de su hija.

En ese mismo mes se inició una batalla burocrática inmensa en la que la madre se veía presionada por el tiempo (un factor que le jugaba en contra) y debía lidiar contra limitaciones y documentaciones por aprobar de todo tipo.

A las pocas semanas, la madre supo que el padre se había llevado a su hija fuera del país. También estaba con ellos Candela Gutiérrez, la novia de Langone. De acuerdo a las informaciones recopiladas por Ávalos, en un primer momento estuvieron en Bolivia y Brasil y después de un tiempo arribaron a Asia.

Allí, vivieron unas semanas en Malasia y luego se mudaron a Indonesia, donde permanecieron hasta el hallazgo de de la niña.

También se desconoce cuál es la situación de Langone y Gutiérrez. Ambos fueron imputados en la Argentina por secuestro de persona.

Desesperada búsqueda en Asia de una nena argentina de 7 años



Su madre la busca en Malasia tras estar 8 meses secuestrada presuntamente por su padre que se la llevó del país sin permiso.

Una madre argentina busca desesperadamente en Asia a su hija de 7 años, después de que el padre de la niña se la llevara hace 8 meses a Indonesia tras cruzar Bolivia, Brasil y Malasia.

El padre de Alum, Jorge Gabriel Langone, fue a buscarla a su escuela en el barrio porteño de Flores el 5 de junio de 2017. A partir de allí, abandonó junto a ella Argentina con el apoyo de su familia y bloqueó la comunicación con la madre, Elizabeth Avalos.

"Es inexplicable la sensación, no encuentro palabras para explicarlo, una madre o un padre pueden imaginarlo, la sensación es que te falta oxígeno", dijo Avalos en una entrevista con la agencia EFE.

La mujer y Langone se encontraban en el proceso judicial para dirimir la custodia de Alum, que finalmente fue otorgada a la madre, cuando se comprobó que su expareja había abandonado el país con la hija.

Langone, de 41 años y conocido como "Gito" o "Dalam", viaja junto a su actual pareja, Candela Soledad Gutiérrez, de 35 años, y su hija haciendo "dedo", utilizando nombres falsos y fingiendo ser una familia.

Ambos adultos tienen una orden de búsqueda y captura de la Interpol y sus pasaportes anulados. Alum se encuentra en la lista de personas desaparecidas de esa organización de policía internacional.

La pareja de fugitivos cruzó a Brasil a través de Bolivia, y desde allí se cree que embarcaron hacia Malasia, donde las averiguaciones de la madre llevaron a alertar a las autoridades.

Elizabeth Avalos lamentó que en Malasia la investigación no avanzó "por culpa de la Policía, tanto la Interpol como la local". Por otro lado, rescató la la colaboración de la Cancillería argentina: "Han trabajado muchísimo, me han apoyado y me han pagado los viajes".

"Conseguí un montón de datos, mails y teléfonos que ellos usan, y no pudieron hacer nada porque dependen de un montón de cosas, no tienen las herramientas necesarias, toda la información llegó tarde", afirmó la madre argentina.

Testigos que ayudaron a Langone a cruzar la frontera dijeron a Avalos que los fugitivos viajaron a finales de diciembre desde el estado de Johor, en el sur de Malasia, a Batam, en el noroeste de Indonesia, y desde allí continuaron en barco hacia Yakarta.

Juana Rivas viaja este martes a Cerdeña para ver a sus hijos durante 15 días

Juana Rivas, quien ha sido condenada en España con sentencia no firme a cinco años de cárcel por dos delitos de sustracción de menores ...